Seguidores

viernes, 21 de septiembre de 2012

LA CRISIS A PUNTO DE EXTINGUIRSE



LA CRISIS A PUNTO DE EXTINGUIRSE

Corría el año 2002 y el entonces presidente de los Estados Unidos de América George W. Bush propuso talar los bosques para evitar los incendios forestales, gran idea que sólo podía provenir de una mente tan desarrollada como la suya.
Hoy, diez años después, escuchamos a minúsculos políticos españoles reaccionando ante las críticas, cada vez más generalizadas, con una invocación a la POLÍTICA EN MAYÚSCULAS y justificaciones del tipo “si no hay política todo será peor”.
Claro que será peor, ya hemos vivido épocas sin pluralidad política y los llamados a defender la democracia son lo que la están asesinando con sus actuaciones.
Peleas en la Comisión de Investigación de los ERES en Andalucía sobre la colocación de la cámara de vídeo y el narcisismo de aparecer en la grabación en un ángulo u otro, con el perfil bueno o malo. Señores el perfil con el que salen en la televisión es el malo… porque, lamentablemente es el único que tienen, vistos por la derecha, por la izquierda, de perfil, frente o espalda.
Luego tenemos a algunos políticos gallegos en la Operación Pokemon, de los dos partidos mayoritarios, con acusaciones de corrupción urbanística, BLA, BLA, BLA, y la consabida presunción de inocencia (a la que por supuesto me sumo). Luego vendrá una justicia lenta y para cuando se les pueda condenar o absolver ya nadie sabrá que era Pokemon y sus innumerables personajes.
Volviendo al Sr. Bush creo que los dirigentes españoles han tomado su idea de la tala de árboles para prevenir incendios como solución a la crisis. Me explico.
Con una economía en recesión galopante –los datos de Cáritas son espeluznantes, con medidas que obligan a más cierres de empresas, a más despidos, a más (si la hay) economía sumergida, van a conseguir talar los árboles que le inyectan al estado a través de la savia de los impuestos el dinero necesario para sufragar el gasto público. Será necesario por enésima vez recortar servicios sociales, sanitarios y educativos, quitar pagas, congelar salarios públicos, congelar o rebajar pensiones, desatender el mantenimiento de carreteras, edificios, escuelas, hospitales, dejar de pagar a las farmacéuticas los medicamentos, BLA, BLA, BLA., y llegará un momento que no habrá dinero para nada ni para nadie, pero tampoco para los minúsculos políticos, sus asesores, los enchufados en la administración, las empresas públicas, fundaciones y otras lindezas (que por cierto son las únicas que no adelgazan) y entonces, SEÑORAS Y SEÑORES habremos acabado con el problema…
No habrá dinero, disminuirá el interés de los políticos por gobernar tanta miseria se irán a su casa y dejarán de generar los problemas que generan y a lo mejor consiguen que haya una involución política y volvamos a medir nuestras palabras o escritos y serán ellos los responsables y no los que criticamos su gestión.
Acabarán con el Estado cómo Bush quiso acabar con los árboles y muerto el perro se acabó la rabia, o dicho de otro modo sin estos minúsculos políticos tomando decisiones importantes, enriqueciéndose a costa de nuestros impuestos y creando una red de clientelismo y estómagos agradecidos, cuando ya no se puedan pelear en público para pactar en privado, sin partidos que quieran echar tierra a las vergüenzas y delitos de sus dirigentes corruptos, que manipulen las instituciones judiciales y mientan para conseguir sus intereses personales o de partido, seguiremos siendo pobres pero al menos habremos acabado con el foco de infección que supone la clase política española en la actualidad.
Dejo patente mi convicción que la generalización no es justa y que, seguro, hay políticos honrados, con vocación de servicio público a los que debo dejar fuera de esta crítica. En todo caso les critico que no sean las voces que desde dentro de la política y los partidos, detecten y denuncien a sus compañeros corruptos e ineptos.

ÚLTIMA HORA
Se recuperara el “aplausómetro” para saber quién tiene más adeptos en política. Ha empezado el Sr. Artur Mas en Catalunya. El objetivo es que los palmeros reciban a los políticos a su vuelta en aeropuertos, estaciones de tren o cualquier otro medio de transporte. Estamos evolucionando ¿o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada