Seguidores

martes, 18 de septiembre de 2012

MÁS CARRILLO MENOS MÁS



MÁS CARRILLO MENOS MÁS

Hoy, cuando los obituarios en homenaje a D. Santiago Carrillo inundan periódicos, tertulias radiofónicas, especiales televisivos y, cómo no, blogs y otros, se hace obligatorio comparar la política de los tiempos de D. Santiago con la que se ejerce en la actualidad.
No creo que los políticos actuales sean capaces de reinventarse como hizo D. Santiago, de socavar los pilares de su proyecto político hasta conseguir su extinción en aras del bien común.
Los políticos actuales, profesionales del poder para su beneficio y placer, hubiesen mantenido sus posturas nos cueste lo que nos cueste, le cueste a España lo que le cueste y lo demuestran día a día.
Las consignas de división se repiten en todo el espectro político, todos buscan chivos expiatorios a la situación en las que nos encontramos, olvidando que han sido ellos (nuestros dirigentes) y nadie más los que nos han conducido a esta ruina.
En este circo político (con perdón a los trapecista y payasos profesionales) unos dirigen la ira de sus acólitos hacia los inmigrantes, otro desde la periferia lo hacen hacia el centro, los que no tienen agua hacia los que la tienen, los públicos hacia los privados, los negros hacia los blancos, las mujeres hacia los hombres y todos juntos hacia los niños.
Con qué excusa, salvo el oportunismo político, se puede pedir más ración de teta a una madre a la que se le marcan las costillas del tiempo de ayuno que sigue al despilfarro. Claro que Cataluña, el pueblo catalán se merece más financiación, mejor trato fiscal que le permita asumir unos servicios públicos de calidad. La pregunta es ¿de dónde? Los políticos actuales se comportan como los niños caprichosos que, en el seno de una familia humilde, exigen a sus padres el último teléfono, las zapatillas más caras, más dinero para ocio llegando incluso al maltrato para defender su corral de poder, en ocasiones de corrupción y siempre de desatinos. Ya van quedando menos de los que padecieron la dictadura y lucharon por la democracia sin sospechar que los “niñatos” que pegaban carteles en las campañas electorales (muchas veces duras y peligrosas) terminarían convirtiendo sus organizaciones en Sociedades Anónimas. Algo así con PP S.A., PSOE, S.A, IU, S.A., CIU, S.A., PNV, S.A. , esta última suena a petróleos latinoamericanos… en fin una pena.
La tolerancia, la capacidad negociadora de los políticos de entonces se ve sustituida por los intereses espurios de los actuales, exigentes en sus reivindicaciones e indolentes con las necesidades del resto.
Este país alterna calidad y vergüenza en las distintas generaciones de nuestros dirigentes y estamos en época de mediocres. Si nos dirigen los mediocres ¿cuál es el futuro?


ÚLTIMAS NOTICIAS
Aviso a navegantes: si España no pide el rescate debe tomar medidas para cumplir un objetivo de déficit cada vez más difícil, si lo pide será Europa la que obligue a más medidas. Ni contigo ni sin ti.

Imágenes
Artur Mas - altavoz-nosolonoticias.blogspot.com
Santiago Carillo - http://www.elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada