Seguidores

jueves, 2 de agosto de 2012


CÁLLATE. 
Lo mejor para cuándo no sabes cuáles serán las consecuencias de tus palabras…

Hace aproximadamente un año los pepinos españoles fueron hundidos en la miseria por una política alemana de cuyo nombre no me acuerdo ni falta que hace. La buena señora sin encomendarse a Dios ni al Diablo culpó a los pepinos españoles de causar enfermedades muy graves. El estropicio se saldó con cancelaciones masivas de pedidos, la ruina de muchos agricultores y unas indemnizaciones que llegaron tarde y en cuantía escasa. 

ALERTA: estas indemnizaciones no las pagó la Sra. que había provocado el problema, ni siquiera el Estado Alemán como responsable civil subsidiario. Estas indemnizaciones las pagó la Unión Europea y ¿quién llena las arcas de la Unión Europea? Exacto, todos los ciudadanos que la componen, con lo que al fin y a la postre, hasta los propios cultivadores de pepinos ayudaron a pagar su propia indemnización… ¡demencial! ¿Tuvo esto alguna consecuencia política, económica, diplomática o de otra índole? Por supuesto que no. Pueblo paga y calla.

De un tiempo a esta parte nos hemos acostumbrado, por su frecuencia, a las meteduras de pata de los políticos, de todos los países y de toda ideología. Se ha recuperado el refrán “Cada vez que habla fulanito sube el pan”. Pero no sólo el pan, sino los intereses de nuestra deuda soberana, los precios de los productos, y sobre todas las cosas sube la desconfianza de la gente y sin confianza no hay salida.

Ahora no sólo el gobierno alemán desmiente al gobierno italiano, griego, portugués, español… ya es posible que el gobierno alemán se desmienta a sí mismo, incluso que un determinado político o alto cargo tome las funciones de autodesmentirse. Una locura.

Hoy hay una nueva reunión en Europa, importantísima. Hace unas semanas hubo una en la que parecía que se comenzaba a andar el camino hacia la salida de la crisis, amén de otros cientos de reuniones que no han valido para atajar el problema.
Ahora ya se desmiente hasta lo que se firma y a las pruebas me remito. Por ello quizás sea el momento de poner en cuarentena todo lo que dicen los políticos, desconfiar cada vez más de ellos porque se han convertido en Pedrito´s del cuento de Pedrito y el Lobo.

ULTIMA HORA: El Rey ha sufrido una nueva caída ¿Cuántas lleva?

SEGUIREMOS RELEYENDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada