Seguidores

miércoles, 29 de agosto de 2012

MUCHAS COLAS PARA TAN POCA PESCADILLA


MUCHAS COLAS PARA TAN POCA PESCADILLA

La Generalitat acude al fondo de rescate, advierte que no admitirá condiciones. Este fondo aun no está creado, no tiene dotación y ni siquiera fecha para su puesta en marcha, una cola sin pescadilla a la vista.
España necesita que el Banco Central Europeo compre deuda pública para que el bono a diez años y su amiga “la prima” se relajen. No hay noticias, no está ni se le espera. El verano se ha ido alargando y no hay ninguna solución a la vista.
Las noticias son tan recurrentes y se repiten tanto que nos daría igual leer el periódico de la semana pasada, de hace un mes o de hace un año. BLA, BLA, BLA, BLA y un poquito más de BLA.
Los bancos que necesitan ser rescatados cada vez están en peores condiciones y el crédito no fluye con lo que aumentan las colas de esta pescadilla de verano que se llama PARO.
Llevamos tantos meses, años, hablando de medidas definitivas que lo único que ha se instalado en nuestras mentes es el pánico al pensar en el futuro. El pánico retrae el consumo, hace tambalear a las pocas empresas que siguen en pie y aumenta una vez más la cola del paro.
El banco malo, los activos tóxicos y toda su parafernalia se anquilosan como tantas otras medidas en los despachos y crece la desconfianza de los inversores provocando que el bono aumente de nuevo, ¡PESCADILLA! ¿dónde?
Realmente los únicos que hemos sido pescadillas en esta pesadilla de inoperancia hemos sido los ciudadanos.
Nos acercamos a la subida del IVA, a la vuelta al cole y los gastos añadidos, a la navidad sin paga extra y nadie le hinca el diente al problema… los políticos no tienen reparos en pensar en sus propios intereses.
Al menos han concentrado dos citas electorales el mismo día. Habrá colas en los colegios electorales, no sabemos si muchas o pocas, dependerá del hartazgo del personal. Nos vuelven a citar a las urnas para solucionarle la vida a unos cuantos políticos y sus amigos. Nada cambia.

ÚLTIMA HORA:
La gasolina se acercará a los dos euros el litro. Sólo falta que fijen el techo en los diez euros y el suelo en los cuatro. Ya lo hicieron con las hipotecas. Así si baja mucho el precio del petróleo por la contracción de la economía siempre podremos tener una gasolina cara que nos salve de la deflación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada